Plan de Recuperación del Acuífero


 

Los regantes del Poniente almeriense y la Junta de Andalucía han acordado la puesta en marcha de un plan de choque para salvar en un plazo de diez años el acuífero de la comarca, que se encuentra en una situación crítica y amenazado por la creciente intrusión marina, tras ser declarado sobreexplotado en 1995 por la Confederación Hidrográfica del Sur. El proyecto, concebido y realizado por la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente Almeriense, ha sido avalado formalmente por la Consejería de Medio Ambiente.

El ámbito de actuación del plan incluye desde la línea de costa del Campo de Dalías hasta la cota 400 de las faldas de la Sierra de Gádor, que es la zona donde se encuentran la mayor parte de los invernaderos de la comarca del Poniente, que cuenta con las dos mayores ciudades de la provincia tras la capital: El Ejido y Roquetas de Mar.

El proyecto, aunque avalado y tutelado por la Administración autonómica, será puesto en marcha directamente por la Junta Central de Usuarios, al tratarse de una corporación de derecho público acogida a la Ley de Aguas de Andalucía, y por ser la entidad más representativa en la zona.

La suspensión temporal de las concesiones de derechos de riego se limitará a la zona de actuación y no afectará al resto de masas de agua de la comarca. Tampoco se incluyen las nuevas concesiones destinadas al abastecimiento de la población, siempre y cuando no puedan ser atendidas con otros recursos hídricos diferentes a los del acuífero sobreexplotado.

Objetivos del Plan de Recuperación

El objetivo de este plan es la recuperación de los acuíferos que componen la masa de agua subterránea en mal estado hasta que ésta pueda alcanzar el buen estado, protegiendo todos los sistemas hídricos, humedales, lagunas y otros ecosistemas ligados a ella manteniendo su funcionalidad ecológica. Así, la actividad económica ligada al recurso puede continuar de forma sostenible, garantizando siempre la calidad y cantidad del recurso.

Cualquier contenido del programa de medidas de recuperación se enmarca dentro de la filosofía que emana de la Directiva Marco del Agua (2000/60/EC del Parlamento Europeo y el Consejo de Europa del 23 de octubre de 2000).

Para alcanzar este objetivo se plantea un programa de doce años, en los que se irá sustituyendo recursos subterráneos por recursos de otros orígenes, evaluándose y revisándose cada año, y estructurado en una serie de objetivos intermedios.

Recuperación de los dos acuíferos profundos

Las medidas de recuperación se centran en recuperar los niveles piezométricos que impidan la intrusión marina y el deterioro cualitativo del sistema en el Acuífero Inferior Occidental y el Acuífero Inferior Noroeste.

Para ello, se procede a la revisión de las concesiones que se efectúan en estos dos acuíferos y se procederá de forma temporal a la adecuación de los aprovechamientos y su sustitución total o parcial por recursos alternativos o por recursos procedentes de los acuíferos superiores. Una vez alcanzados los niveles piezométricos adecuados en los acuíferos inferiores se procederá a la reordenación completa del sistema de acuíferos adaptándose la explotación de los mismos dentro de lo sostenible. La reordenación de los derechos de uso de aguas mencionada en la disposición adicional cuarta de la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional, tendrá la finalidad de propiciar la recuperación hídrica de las masas de agua subterránea, así como la de mejorar el estado de las aguas superficiales asociadas. Para ello se actuará fundamentalmente por medio de la ejecución de los Planes de Ordenación de extracciones y de su revisión, y por medio de la transformación de los derechos sobre aguas privadas en concesiones de aguas públicas.

Horizonte 2021

En el horizonte de 2021 se pretende una sustitución del origen de los recursos subterráneos cuantificados en 51,1 Hm3por recursos procedentes del incremento de las aguas superficiales reguladas (embalse de Benínar), aguas desaladas (desaladora de Almería, desaladora de Balerma y desalobradoras de Balsa del Sapo y Adra), y aguas regeneradas procedentes de las depuradoras de El Ejido y Roquetas de Mar.

El recurso destinado al abastecimiento urbano para los municipios de Almería, El Ejido, La Mojonera, Roquetas de Mar y Vícar tendrá un origen en buena parte desalado en el horizonte 2021. Hay previsto un consumo de agua desalada para abastecimiento de los municipios citados de 34,19 Hm3/año en el horizonte 2021, lo que conlleva a un descenso de los bombeos de agua subterránea de 27,57 Hm3.

Las unidades de demanda agraria para el horizonte 2021 tiene previsto un uso de aguas de origen subterráneo valorado en 112,45 Hm3/año, lo que provoca una disminución de los bombeos con respecto al horizonte actual de 21,69 Hm3.

En el horizonte de 2021 la demanda de las unidades correspondientes al sector recreativo de campos de golf tendrán un uso de recursos exclusivamente regenerado. Esto supondrá un descenso de 0,54 Hm3/año en los bombeos de agua subterránea.

En el horizonte de 2027se pretende una sustitución del origen de los recursos subterráneos cuantificados en 24,39Hm3 por recursos procedentes del incremento de aguas desaladas y regeneradas.

Medidas propuestas

Estas son algunas de las medidas propuestas con el objetivo de reducir los bombeos de la masa de agua 060.013 Campo de Dalías-Sierra de Gádor:

1.Mejora y modernización de regadíos.

2.Actuaciones complementarias de reutilización de aguas residuales en el Campo de Dalías.

3.Explotación conjunta en la cuenca del río Adra y Campo de Dalías. Trasvasar excedentes no regulados del sistema Benínar-Fuentes de Marbella.

4.Planificación de un sistema hidráulico interconectado para optimizar el aprovechamiento de los recursos. Redes interconectadas entre centros de generación/extracción.

5.Recarga artificial de excedentes en los acuíferos inferiores.

6.Desalobradora de la Balsa del Sapo.

7.Conexión del depósito de Pipa Alta al de San Cristóbal en Almería.

8.Obras complementarias de la planta desaladora del Campo de Dalías: red secundaria de distribución para abastecimiento.

Plan de Recuperación del Acuífero


Los regantes del Poniente almeriense y la Junta de Andalucía han acordado la puesta en marcha un plan de choque para salvar en un plazo de diez años el acuífero de la comarca, que se encuentra en una situación crítica y amenazado por la creciente intrusión marina, tras ser declarado sobreexplotado en 1995 por la Confederación Hidrográfica del Sur.

El proyecto, concebido y realizado por la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente Almeriense, ha sido recientemente avalado formalmente por la Consejería de Medio Ambiente y deberá entrar en vigor en el plazo de un año.

El ámbito de actuación del plan incluye desde la línea de costa del Campo de Dalías hasta la cota 400 de las faldas de la Sierra de Gádor, que es la zona donde se encuentran la mayor parte de los invernaderos de la comarca del Poniente, que cuenta con las dos mayores ciudades de la provincia tras la capital: El Ejido y Roquetas de Mar.

El proyecto, aunque avalado y tutelado por la Administración autonómica, será puesto en marcha directamente por la Junta Central de Usuarios, al tratarse de una corporación de derecho público acogida a la Ley de Aguas de Andalucía, y por ser la entidad más representativa en la zona.

La suspensión temporal de las concesiones de derechos de riego se limitará a la zona de actuación y no afectará al resto de masas de agua de la comarca. Tampoco se incluyen las nuevas concesiones destinadas al abastecimiento de la población, siempre y cuando no puedan ser atendidas con otros recursos hídricos diferentes a los del acuífero sobreexplotado.

El plan incluirá también la progresiva disminución de la cantidad de agua de este acuífero que se aporta para abastecer a la ciudad de Almería, e incluso conseguir que en el futuro deje de hacerlo. En el Poniente se entiende que no parece lógico que la capital de la provincia continúe utilizando aguas de un acuífero sobreexplotado mientras cuenta con una desaladora infrautilizada. Es más, los regantes apuestan porque en el futuro esta desaladora se potencie, de forma que también abastezca al Poniente, junto a la realización de otras infraestructuras pendientes, como podría ser la construcción de una desaladora en la Balsa del Sapo (El Ejido).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar